.:: calsetines ::.

viernes, diciembre 31, 2004

Y se me ha ido...

Me ha cogido totalmente desprevenida. Nunca se está preparado para algo así, pero de verdad, todavía no logro hacerme a la idea. No puedo más que llorar, y llorar sin consuelo. No puedo evitarlo. Me vienen a la cabeza miles de momentos, de instantes, de emociones, de sensaciones, de acciones, de reacciones, de cariño...

Esta tarde me he acercado, como todas las tardes, como a cada momento, a verles. Y ahí estaban los dos felices tumbados en el sofá disfrutando del ratito de sol. Me he agachado a acariciarlos, a abrazarlos, y entonces es cuando he sentido el pánico en mi interior. Mis peores temores, hechos realidad. Volver a notar ese cuerpo inerte, sin reacción... Lo he cogido y me lo he abrazado con fuerza, pero no reaccionaba. He bajado con lo puesto al veterinario, pero cuando he llegado ya me ha dicho que no había nada que hacer... ¿nada que hacer? ¿qué le ha pasado a mi gato? Por dios... qué alguien me lo explique, porque no logro entenderlo.



Creo que en el mundo no ha habido gato más feliz, más mimado y más consentido que el nuestro. Cariño que el nos devolvia y demostraba con creces. No era normal lo de este gato. Para mí siempre fue como mi sobrino, el niño que nunca tuvieron mis padres. Fuerte, joven,.. lo tenia todo. Y sin embargo, ¿qué le ha podido ocurrir? ¿Muerte súbita? ¿Pero debido a qué? ¿Por qué?

Yo me siento rota por dentro. Y lo último que necesito es que la gente me diga que me tranquilice, que sólo era un gato...

Para mí, para los que aquí viviamos con él, no era sólo un gato.

Y no puedo dejar de llorar, de estar triste, terriblemente triste.

Mire a dónde mire, le recuerdo a él. Jugueteando con las cosas, acostado, ronroneando a mi lado.

Lo siento, no me hago a la idea, no puedo. Y sé que esto lo cura el tiempo, como ya me curó otras heridas parecidas. Pero no consigo hacerme a la idea, ni comprenderlo.

Sé que la mayoria de la gente no lo entiende, o lo supera mucho antes que yo. Pero soy así, siempre lo fui. Tal vez no debería decirlo, pero para mí no hay diferencias entre especies. No entre mi gato o mi perro, porque son uno más entre nosotros. Y me duele, me duele el alma.

Sé que ha muerto feliz. Una muerte dulce, ni se ha enterado. Disfrutando de su rato de sol, junto a mi perro (siempre han sido inseparables). Dormido como cada tarde, sólo que esta vez ya no va a despertar de ese sueño. Se me ha ido, y me he sentido incapaz, impotente para retenerlo.

Anoche, como cada noche, dormió aquí conmigo. ¿Y ahora? ¿Dónde está mi niño ahora?

jueves, diciembre 30, 2004

Nuevo aspecto

Pues eso, que le he lavado un poco la cara al blog. Apenas he podido investigar, pero bueno, ya cuando tenga algo de tiempo, a ver si me pongo a hacer uno realmente mio. Dicen que una imagen vale más que mil palabras... en fin, no sé si será el caso de mis ojos, pero dado que tengo asumido que escribir no es lo mio, ahí los dejo (de momento).


Y ya, pasando a cuestiones técnicas... dado que mi monitor es multicolor (si si, veo fluorescencias por todas las esquinas, zonas amarillas, zonas fucsias, azules imposibles...), y mi pantalla es de 800*600... si alguien nota algun error, algo no se ve bien, queda descolocado, y esas cosillas que pasan a veces con las webs, los navegadores y las configuraciones.... que haga el favor de avisarme, a ver si soy capaz de poner remedio.


Y sí, tal vez va siendo hora de pedirle un monitor nuevo a los reyes magos...xDD

¿Es necesario todo esto?

No tengo palabras. Ni siquiera soy capaz de imaginar la magnitud de la tragedia. Más de 100.000 personas muertas, tragadas, arrolladas por la fuerza del mar. No puedo ni imaginar lo que sintió toda la gente que allí se encontraba, el infierno que debe de ser estar allí ahora mismo. Qué cosas tiene esta vida... millones de personas viviendo un verdadero infierno, y mientras aquí, preocupandonos por gilipolleces...

Qué injusto parece todo. Y no puedo más que sentirme privilegiada por estar donde estoy, por haber nacido aquí y en este momento de la historia.

Y no es sólo la tragedia de asia de estos dias. Son tantas otras cosas....

No tengo demasiadas ganas de hablar o de escribir estos dias. Supongo que será un poco mezcla de todo. Sé que mis preocupaciones, tus preocupaciones... no són más que tonterias al lado de lo que mucha gente en muchos otros lugares del mundo está sufriendo. Deberíamos aprender a relativizar más las cosas.

O por lo menos aprender a disfrutar y valorar todo lo que sí tenemos, en vez de preocuparnos por según que cosas... Y la vida se va en un instante, y mientras no se demuestre lo contrario, no vuelve. Así que a ver si aprovecho, porque cada instante es único, y no quiero perdermelo.

Ojalá tragedias como la de estos dias, de estos tiempos... no volvieran a repetirse.

VIVIR debería de estar por encima de otras muchas cosas.

viernes, diciembre 24, 2004

...

Lo peor de todo es tener el convencimiento de que llevas razón...

No puedo reprocharte nada, porque las cosas son tal y como me la dices. Sólo puedo escucharte, mirar de retener tus palabras, y hacerme a mi misma la promesa de cambiar. De mejorar todo lo mejorable, que es mucho. Lo siento, sé que de nada te sirve ahora mismo, pero lo siento.

Me conoces bien, demasiado bien. Sé que mejor que yo misma. Sabemos que esta conversación la volveremos a tener. Y me asusta pensar que puede llegar el dia en que sea la difinitiva.

Y perder la gota que colma el vaso.

Y ver como todo mi mundo se derrumba.

Hoy poco más puedo decir, ya lo hemos dicho todo. Mañana veremos lo que pasa. Las palabras se las lleva el viento, lo que de verdad importa son los hechos. Ya va siendo hora de demostrarte de una vez que eres tu lo único que de verdad me importa.

.. y seguir todavía aquí, sin poder poner remedio.

jueves, diciembre 23, 2004

Topicazos...

Y es que... si hay una época ideal para los topicazos, es probablemente "la navidad" la ganadora con diferencia.

No hay época del año en que se suponga que más feliz tienes que estar, y sin embargo, más vacio te encuentras. Época de balances, de compras compulsivas sin sentido, de compromisos familiares,... Todo es falso. O por lo menos, la mayoria. O por lo menos, no acaba de compensar, porque sino, ¿a que se debe este vacio generalizado?

Yo estas navidades voy a mirar de pasarlas lo más inadvertida posible. Por lo visto ya tengo organizadas todas las "grandes fechas", con alguna que otra disputa por alguna de ellas, claro está. Y es que, lo hagas como lo hagas, nunca les parecerá bien.

En cuanto a las compras compulsivas, este año he decidido que se acabaron. Un regalo para cada uno. Lo más especial que se pueda, pero un único regalo al fin y al cabo. Siempre es el mismo problema... ¿qué regalar cuando ya se tiene todo lo materialmente regalable? Ojalá se pudiera envolver lo que no se puede pagar con dinero....

Pero sobretodo quiero pasar estos dias tranquila. Tengo muchas cosas que hacer, muchiiiiisimas¡¡ Debo organizarme los próximos seis meses en sólo dos semanas. Pero lo voy a hacer, porque ya me he propuesto hacerlo. Debo avanzar estos días, para luego tener alguna oportunidad. Veremos que tal acaban las cosas al final.

Por lo menos estoy de vacaciones hasta el diez de enero. Imagino que tendré tiempo un poco para todo. Sé que me esperan dias horribles, dias agobiantes, y dias totalmente vacios de sentido. Aunque la verdad, también me esperan momentos entrañables. Y aunque sean los menos, quiero también disfrutarlos ahora que podemos. No me gusta la navidad, es cierto. Pero dejando de lado todo lo superficial y comercial que se ha impuesto, no deja de ser un buen momento para disfrutar con los tuyos. Yo, este año, voy a hacer el esfuerzo de quedarme con eso.

Muestras de afecto

Ayer me sorprendieron, de verdad que no me lo esperaba. Lo bueno del trabajo que tengo, es que trabajo con personas. Se acabó el trabajar con máquinas, programas raros y pasar las horas peleandome con "algo" en una oficina... Ahora trabajo con personas. Disfruto enseñandoles, haciendoles ver las cosas... les hago pensar cuando veo que sí serán capaces de sacarlo, para obligarles a esforzarse en lo que hacen, y sobretodo, para disfrutar de sus gestos, su mirada cuando ven que avanzan, que lo consiguen o descubren por ellos mismos.

Es gente muy heterogenea. La mayoria son de mi edad o mayores, mejor así. No me costó mucho empezar a dar las clases, ni hacerme a la idea de que era yo quien daba las clases. Les cogí cariño desde el principio. Y aunque son muchos y muchos grupos distintos, siempre he procurado hacer las cosas lo más personalizadas posibles. Será una tonteria, pero me gusta conocer y saber qué necesidades tienen, qué objetivos... y eso, no puede hacerse en grupo, sino uno a uno. Les he preparado muchas veces individualmente ejercicios específicos a cada uno, dependiendo en cada caso de sus necesidades. Mucho trabajo. Más cómodo es hacer como hacen los demás, prepararse cuatro cosas y aprovecharlas para todos. Yo, no trabajo así. No lo haré así mientras pueda permitirme hacerlo de otro modo.

Allí sé que estan contentos conmigo. Me lo dicen abiertamente, e incluso económicamente. Sólo llevo tres meses, y ya en sólo este tiempo, he visto aumentado el sueldo a la mitad más. Estoy contenta allí, la verdad es que sí.

Pero ayer me sorprendieron. La semana pasada tuve que faltar por culpa de este horrible resfriado que me está matando. Y entonces, fue cuando decidieron ponerse de acuerdo para comprarme y tener conmigo un detallito. No se trata de lo que compraron en sí, sino del hecho de que en prácticamente todos los grupos, decidieron tener un detalle conmigo. Y no tenían porque hacerlo, de hecho, no se había hecho antes, y a mi me dejaron sin palabras.

Son pequeñas cosas, pero te animan a seguir, a estar contenta contigo misma y con lo que haces. Y ya ves, son sólo unas clases, pero ellos aprecian mi trabajo y mi esfuerzo, y eso, yo lo valoro mucho.

Gracias, de verdad.

sábado, diciembre 18, 2004

Nuevos horizontes

Me encuentro fatal. Llevo así dos meses, y parece que este fin de semana voy todavía a peor. Me encierro en mi iglú rojo y mis bufandas cada vez que salgo de casa, pero ni por esas. Mi garganta no aguanta más. Además, no estaba acostumbrada a hablar tanto. Yo ya ves. Con lo que cuesta sacarme dos frases seguidas, y ahora me paso horas enteras hablando... ahora con unos, luego con otros...Sé que estoy forzando demasiado, pero como otras tantas cosas, no puedo evitarlo.

Tengo ganas ya de que lleguen las vacaciones. Sólo me quedan tres dias, y ya no tendré que volver hasta el 10 de enero. Seran mis primeras navidades sin examenes, aunque no sin estudiar. Se me hace extraño. Hace unos meses era yo quien se preparaba para los examenes... sin embargo ahora soy yo quien los pone. Otro dia hablaré de mis clases, de mis caxorros, de mi gente...

Ayer fui a recoger el título. Allí sentada, sentí unas terribles ganas de llorar. Fue una sensación extraña, como de liberación después de haber estado mucho tiempo atada. Una sensación de impotencia contenida. Veía a muchos de los que compartieron allí conmigo, y no podía dejar de pensar lo "cabrones" que habían sido todo este tiempo. No me he sentido feliz con mi titulación, es algo que ya me arrebataron hace tiempo. Le perdí las ganas, la fe y la gracia. Ahora es simplemente algo que me demuestra a mí misma que soy capaz de llegar dónde yo quiera, no me hace falta nada más. Hacía ya meses que no pasaba por allí. Anoche, recorriendo sus escaleras, sus bancos, sus aulas...supe que tardaría en volver, y que afortunadamente ya nunca será como hasta ahora fue.

Y ahora a seguir hacia adelante. Hoy has sido tu quien ha tropezado en mis palabras. Probablemente sólo fueran eso, unas palabras afortunadas que querias oir. Pero bueno, como ya escribí hace unos dias, el tiempo nos dirá si sólo fue un tropiezo sin más.

viernes, diciembre 17, 2004

Se me acaban argumentos.... y la metodologia....

Qué extraña sensación esta que vuelve a invadirme. Mezcla de felicidad y de locura. Es increíble, me llena de fuerza, de ganas. Sé que todo esto pasará, como ha acabando pasando otras veces. Pero ahora, hoy, déjame disfrutar del momento. De éste, no sabes... éste descubrimiento. Me gusta pensar que es mutuo: "me traes loco" me decías hace unas noches... Tal vez sólo sea que somos muy diferentes, y nos atrae todo lo que sin embargo, nos ha llevado a estar donde estamos ahora. En fin, que seguramente todo esto acabe como ha empezado: sin mucho ruido, sin mucha importancia, sin apenas ser conscientes de ello. Yo no busco más que despertar contigo una sonrisa. ¿Pensarás algo así también tu?

viernes, diciembre 10, 2004

Baby can I hold you

Tracy Chapman - Baby can I hold you

Sorry
Is all that you can't say
Years gone by and still
Words don't come easily
Like sorry, like sorry

Forgive me
Is all that you can't say
Years gone by and still
Words don't come easily
Like forgive, me forgive me

But you can say baby
Baby can I hold you tonight
Maybe if I told you the right words
At the right time you'd be mine

I love you
Is all that you can't say
Years gone by and still
Words don't come easily
Like I love you, I love you

Y para los negados al inglés como yo, su traducción:


Tracy Chapman - Nena ¿puedo abrazarte?

Lo siento
Es todo lo que no puedes decir
Los años pasaron y aún
Las palabras no vienen fácilmente
Como lo siento, como lo siento

Perdóname
Es todo lo que no puedes decir
Los años pasaron y aún
Las palabras no vienen fácilmente
Como perdóname, como perdóname

Pero tu puedes decir nenaNena
¿puedo abrazarte esta noche?
Tal vez si te dijera las palabras correctas
En el momento oportuno tu serás mía

Te amo
Es todo lo que no puedes decir
Los años pasaron y aún
Las palabras no vienen fácilmente
Como te amo, te amo.




Llevo tres o cuatro dias que prácticamente no escucho otra cosa. Una y otra vez, no me canso. Soy un desastre para acordarme de canciones que me gustan, no sé porqué, pero creo que esta volveré a recuperarla más adelante.

Siempre serás mi jack daniels...

... sin embargo, sé que probablemente mañana será el último dia que vuelva a saber de tí. Hoy has vuelto a llamarme, después de cinco meses. Al fin y al cabo, para tí no fui más que el medio para aprobar tus asignaturas. Tres horas al dia, de lunes a sábado. Sólo eso, clases particulares. Aprobaste, y me olvidaste. Y ahora que los examenes acechan de nuevo, vuelves a llamarme. Qué gracia. Tengo ganas de volver a verte, para que negarlo. Al fin y al cabo, yo no puedo verte como tu me ves. Aunque ya me gustaría. Sólo por esos tres meses que compartimos tarde tras tarde, yo guardo un recuerdo especial. En fin, es lo que tiene no ser una piedra, no?

Y es que en todos estos años he dado muchas clases particulares, pero ningunas de forma tan intensa como las que tuve que darte a tí. Día tras día, tres horas cada tarde, de lunes a sábado, de abril a junio. No te reprocho nada, de hecho te comprendo, pero me dolió en su momento.

Ayy mi jack daniels...que te vaya bonito majo.


Serendipity

El conocerte fue una casualidad. Una, entre cuántos millones? Sin embargo las casualidades no dejan de repetirse, de sorprendernos mútuamente. Y sé que ésto no llegará a nada, porque yo no tengo a dónde llegar. Sin embargo, qué extraña sensación, de querer más, de saber más... Tal vez ambos necesitemos a alguien con quien hablar. No lo sé. Lugar adecuado en el momento adecuado? Bueno, eso sólo el tiempo lo dirá. Sólo el tiempo nos dirá cómo y dónde acaban las palabras que apenas hace una semana empezamos a intercambiar.

Y es que, como me decias esta noche, el mundo es un pañuelo. Yo sí creo que siempre hay una razón última para las cosas, aunque a veces tardemos en comprenderla. Bueno, lo único que sé es que hoy por hoy me agrada intercambiar contigo unas palabras. Tal vez sea el principio de una buena amistad, tal vez otro punto y a parte. Yo no deseo hacerte daño, no me lo hagas tu a mí.






viernes, diciembre 03, 2004

Stars

¿Por qué todo resulta complicado en tu camino? NO conozco persona más trabajadora e inteligente que tú, sin embargo, allá donde vas, todos tus nuevos retos, siempre acaban convirtiéndose en una enorme barrera más a superar. Una barrera mucho más alta que para el resto de contrincantes, ¿porqué? Dicen eso de que hay gente que nace con estrella, y otros que nacen estrellados. Yo en parte sí lo creo, aunque no creo que sea ese tu caso. Las cosas te van bien, aunque tienes que trabajar muy duro todos los días, demasiado. Sé que muchos pensaran, anda, mira qué suerte ha tenido... . ¿Suerte? ¿dónde está esa suerte? Sólo vemos trabajo, mucho trabajo desde hace demasiados años. Trabajo que nunca ha estado bien reconocido. Pero claro, para los demás parece que todo se debe a la suerte... En fin, yo sólo espero que puedas conseguir todo eso que anhelas, todo lo que te mereces, que es TODO. Sé que lo conseguiras, no tengo dudas de ello, aunque espero que con fuerzas y ánimos suficientes para poder disfrutarlo. Fuerza, sabiduria y trabajo no van a faltar por tu parte, espero que llegado el momento, tampoco te falle ese corazón y ese buen hacer que te caracteriza. Y es que en este mundo, parece que a los que nacen con estrella se les privó de corazón.